Grifería de baño

Grifos de lavabo

Grifos de lavabo

Grifos de bidé

Grifos de bidé

Grifos de ducha

Grifos de ducha

Grifos de ducha y bañera

Grifos de ducha y bañera

Columnas de ducha

Columnas de ducha

Conjuntos de ducha

Conjuntos de ducha

Grifería de cocina

Grifería de cocina

Grifos de ducha higiénica

Grifos de ducha higiénica

784 Productos

Ordenar por

  • Precio
    • Más barato
    • Más caro
    • Novedades

Compra la mejor grifería de baño

A la hora de elegir la mejor grifería de baño hay que tener en cuenta varios aspectos. El material, el acabado, el precio, el diseño y su idoneidad para una estancia concreta. 

A la hora de reformar o amueblar el cuarto de baño, los grifos no son una cuestión menor. Es cierto que a veces no se les da la importancia debida, pero tanto desde el punto de vista funcional como del estético, su relevancia es auténtica. 

Si tú si quieres apostar por unos buenos y eficientes grifos de baño, que además sean bonitos, descubre más sobre estas piezas y su diversidad. 

Dentro de la variedad de grifos del mercado, los distinguiremos por su ubicación, su accionado, su color o su diseño. 

Así, los encontramos termostáticos, monomando, cromados, negros, de cocina o de ducha, de repisa o empotrados, de caño alto o medio… 

Hoy puedes sumergirte en el mundo de la grifería de baño con esta práctica guía de iniciación. ¿Te apuntas?

Tipos de grifos de baño según su instalación

Existen diferentes clasificaciones de los grifos del baño. Entre las más importantes destaca la basada en su instalación y en el accionamiento. En este caso, encontrarás: 

Grifos de baño de repisa

Antes de lanzarte a comprar la mejor grifería de baño, piensa qué tipo de instalación te va mejor. En primer lugar, ¿dónde va cada grifo? Puede ir en el lavabo, el bidé, la ducha o la bañera, ¿no es así?

Los grifos de baño de repisa son aquellos que van instalados sobre algo, por ejemplo en la propia pieza, el lavabo, la encimera o el bidé. Al comprar la pieza verás que lleva un agujero específico para insertar el grifo. 

Grifería de baño empotrada

Muchos baños modernos se valen de una grifería empotrada a la pared para ahorrar espacio. Especialmente en los baños ajustados o mini, estos modelos de grifos son muy útiles, puesto que regalan algunos centímetros libres para una mejor movilidad. 

Este tipo de instalación requiere obra y resulta algo más costoso pero, si tienes un problema de espacio, es una genial ideal. Por ejemplo, un conjunto de ducha empotrado a la pared prescinde de la barra vertical y tiene menor profundidad. Tu ducha quedará así mucho más desahogada. 

Grifería de baño mural o de pared

La grifería mural o de pared es la que se fija a la pared, pero no tiene por qué ser empotrada. En este caso, las tuberías o anclajes están por fuera de la pared, no disimulados por dentro. 

Este tipo lo vemos, por ejemplo, junto a las bañeras. También lo son las modernas griferías de ducha higiénicas que hoy en día sustituyen al bidé. 

Grifos de baño de suelo

Una última tipología serían las griferías a suelo que acompañan las modernas o vintage bañeras exentas tan populares hoy en día. Seguro que las has visto en exposiciones o revistas. Este grifo de bañera tiene su instalación en suelo y su caño puede ser clásico o de tipo cascada. ¡Son muy elegantes y preciosas!

Tipos de grifos según el accionamiento

Esta clasificación es muy útil tenerla clara, ya que a veces hay confusiones, por ejemplo, con la bimando y la termostática. 

Griferías monomando

Al comprar griferías para baños hay que tener claro qué tipo de accionamiento nos interesa, ya sea por presupuesto, estética o practicidad. 

Los grifos de baño monomando son los más habituales hoy en día, pero tienen un aspecto muy contemporáneo, por lo que si vas a amueblar un cuarto de baño vintage, quedarían algo raros en este ambiente. 

Antiguamente los grifos tenían dos llaves, una para el agua caliente y otra para la fría, pero los modernos monomando calibran temperatura e intensidad con una misma llave de accionado. 

Eso sí, el diseño, la forma o el color de este único mando puede variar muchísimo. Echa un vistazo a nuestra tienda online y verás qué de modelos diferentes. 

Las ventajas de los monomando es que son fáciles de manejar, muy intuitivos (ideales para los peques), cómodos de instalar y normalmente los más baratos. 

Griferías bimando

Como señalamos antes, la grifería más tradicional es la bimando, ya que contaba con dos llaves o mandos, una para el agua fría y otra para el agua caliente. Cada llave, según la giremos más o menos, nos expulsa más o menos cantidad de agua. 

Este tipo de grifos, en lavabos, bidés y bañeras, son los más indicados para una estancia decorada con un aire vintage, rústico o clásico. 

Griferías termostáticas

Los grifos llamados termostáticos llevan dos llaves o mandos pero no hay que confundirlos con los bimando. En este caso, una llave regula la temperatura del agua y otra el caudal. 

Con ellos, la temperatura se calibra de forma automática y más rápido, evitando un gasto excesivo y evitando cambios bruscos de temperatura. 

Es perfecto para duchas y bañeras. Con una grifería termostática ahorras agua pero es más cara que la monomando.

Grifos temporizados

Los grifos para el cuarto de baño pueden llevar un temporizador, como vemos en muchos restaurantes o lavabos públicos, para que nunca se queden abiertos y evitar un consumo excesivo de agua. 

Este tipo de grifo lleva un pulsador o un sensor (en este caso se activa al pasar las manos por debajo del caño). Una vez se activa, el caudal de agua brota durante tan solo unos pocos segundos. 

Tipos de grifos según su acabado

En nuestro amplio catálogo de grifos verás que los materiales más habituales son el latón y el acero inoxidable. Ahora bien, en lo referente a acabados o colores, hay mucha más variedad. Tanto en grifos de cocina como de cuartos de baño, elegir el acabado idóneo y con el estilo de la decoración general es muy importante. 

Los más habituales son los cromados o plateados brillantes, los que más se ven. No obstante, en estos años se han popularizado otros acabados como pueden ser el negro mate, el blanco, el cobrizo o el dorado. 

¿Sabes de qué material y color quieres tus grifos? Quizás te hagamos cambiar de opinión o te ayudemos a decidirte si aún no lo has hecho. 

No infravalores la importancia del diseño y el acabado de estas imprescindibles piezas. Antes de nada, has de saber que aunque el latón es el material más habitual, el acero inoxidable es de alta calidad. Normalmente los de acero son más caros, pero también más duraderos y resistentes a la corrosión. 

Grifos cromados brillantes

Los más habituales son los grifos cromados con su clásico acabado brillante. Ahora bien, ¿por qué siguen siendo los más comunes? Por un lado, porque son los más baratos y por otro, porque se adaptan bien a cualquier estilo de decoración o muebles de baño.

También por su acabado brillo que, cuando se mantiene de forma constante, irradia sensación de higiene y luminosidad a la estancia. Es la misma razón por la que los sanitarios de porcelana blanca brillante siguen siendo los más habituales.  

Eso sí, las griferías cromadas pueden ser más o menos estéticas. Las hay de líneas redondeadas, grifos rectilíneos, depurados, minimalistas, con caño tipo cascada, etc. 

Estos detalles pueden hacer destacar un grifo de lavabo o un conjunto de ducha aunque este sea cromado brillante. 

Grifos negros y blancos mate

El auge del diseño más actual y atrevido ha puesto en valor los acabados mate en griferías de cocina y baño. Aunque existen múltiples colores, los blancos y negros mate son los más habituales. 

La moda de decorar baños industriales o nórdicos ha impulsado especialmente la venta de grifos negros mate o, por ejemplo, muebles o mamparas con partes metálicas en este acabado. 

Hoy en día, como puedes comprobar en nuestra tienda o redes sociales, los grifos negros o blancos no son mucho más caros. 

La mayoría de griferías de estos colores son monomando, en línea con su carácter minimalista y moderno. 

Grifos dorados o cobrizos

Esta tipología es la más habitual en elegantes baños de estética vintage o vintage-industrial. No obstante, también es muy frecuente ver grifos dorados de aspecto envejecido en baños de marcado carácter rústico o victoriano. 

Si vas a apostar por una estética vintage o clásica, elige modelos en estos tonos que sean bimando. 

En el caso de que te gusten los baños que mezclan lo retro con lo industrial, la mezcla de dorado o cobrizo con negro puede ser muy eficaz. 

Grifos bicolor

Los menos frecuentes, pero a veces un auténtico lujo para los sentidos, son los grifos bicolor. Por ejemplo, hay marcas o gamas muy elegantes que mezclan un acabado negro mate con partes en oro rosa (cobrizo) o dorado. 

La marca Imex, por ejemplo, tiene varias líneas de griferías preciosas en este sentido.