Estantes para ducha

0 Productos

Ordenar por

  • Precio
    • Más barato
    • Más caro
    • Novedades

Estantería de ducha

Los estantes para ducha son un tipo de accesorios de baño prácticos y necesarios, ya que tendremos que disponer de un lugar para colocar todos nuestros productos cosméticos: gel de ducha, champú, acondicionador, exfoliante, limpiador facial, etc. 

A no ser que quieras tener estos botes colocados sobre los bordes de la bañera o en el plato de tu ducha, necesitarás un práctico estante de ducha con suficiente espacio de almacenamiento. 

Poner jabones, geles y esponjas en el suelo del plato es menos higiénico e incluso puede resultar peligroso.

Además, tener que agacharse para alcanzar los productos cada vez que te duches te resultará tan incómodo como acceder a una bañera antigua, alta. 

Puedes resbalar, tropezar o simplemente tu espalda sufrirá más. 

Apuesta por lo práctico

Será mucho más cómodo acceder a un plato de ducha con un estante dentro con todos tus productos de higiene, espacio para guardar suficiente y siempre a mano. Además, estos productos suelen tener la base de rejilla para que el agua jabonosa se filtre y caiga hacia el plato. Así no habrá charcos estancados ni manchas de restos de producto. 

Existen modernos estantes para interior de ducha de tipo frontal o esquinero, en diferentes colores o materiales. Además, como ocurre con el resto de accesorios de baño, la practicidad no es lo único y cada vez más la estética cobra protagonismo. 

Si quieres cuidar al detalle la decoración de tu cuarto de aseo, presta también atención a las estanterías de la ducha igual que haces con el portarrollos, el escobillero de baño o los toalleros. Colgar toallas es tan importante como tener un espacio donde dejar tus útiles de higiene. 

Antes de pasar a detallarte los modelos de estantes de ducha que existen, busca uno que sea de un material bueno, resistente a la humedad, que se coloque fácilmente y resista peso y también el paso del tiempo. 

Tipos de estantes para ducha

A pesar de lo que puedas creer, existen distintas tipologías de estantes para ducha. 

Primero hay que diferenciar entre el modo de colocación. 

Habitualmente los estantes de las duchas se fijaban mediante taladro, haciendo algunos agujeros en la pared. Esta instalación es más costosa pero era muy duradera. 

Ahora bien, tiene dos inconvenientes: no puedes cambiarlo ya de sitio y, en algunas ocasiones, no tendrás permitido hacer agujeros. 

En viviendas de alquiler, por ejemplo, esta opción está vedada, siendo más adecuado elegir estantes colgantes o bien adhesivos. 

En nuestra tienda online contamos con varios modelos de estanterías para el interior de la ducha que pueden colgarse de la barra telescópica para ducha o sobre el perfil de la mampara de baño. También abundan los que se pegan a los azulejos con un sistema adhesivo de gran calidad. Huye de los de ventosa más baratos, pues se caerán al poco tiempo. 

Si tienes reticencias hacia los accesorios de baño adhesivos, hoy en día hay modelos o marcas que los producen con pegamentos de muy alta calidad, especialmente diseñados para soportar la excesiva humedad de la ducha o el agua. 

De esta manera, cuando te mudes, podrás llevarte contigo tus estantes de ducha y no dejar agujeros en tu antigua casa de alquiler que puedan impedir que te devuelvan la fianza. 

También pueden clasificarse los estantes para la ducha según su material de fabricación y acabado. En este sentido, aunque el latón cromado es el más popular, también los hay de acero inoxidable, de zamak o algún tipo de plástico resistente. 

Materiales y acabados de los estantes para dentro de la ducha

Aunque los más duraderos y resistentes siempre son los de acero inoxidable, estos suelen ser más caros. Si quieres un producto estándar pero de diseño moderno, opta por un estante de ducha de latón o un accesorio de baño de aluminio, fácil de limpiar y resistente. 

Los más endebles son los de plástico. Estos, al final, tendrás que cambiarlos cada cierto tiempo. 

Combina tus accesorios de baño, entre ellos el estante para los productos de la ducha, con el estilo decorativo de la estancia. Así, si tu baño es de aire nórdico o industrial, apuesta por estantes de latón o acero en color blanco o negro mate. 

Este acabado mate es el más contemporáneo, siempre signo de estar a la última en cuanto a diseño. 

Escoge el resto de complementos de baño en el mismo color y, a ser posible, diseño que tu estante de ducha. Para asegurarte una coherencia estética, vendemos accesorios en forma de conjunto o set de baño. Estos packs incluyen también jaboneras o toalleros, entre otras piezas. 

Estantería de ducha en esquina o frontal

Un estante de baño siempre va a solucionar problemas de espacio, almacenaje y limpieza. 

Este accesorio de baño se suele colocar suspendido dentro del espacio de ducha, bien en una pared o en una esquina. 

¿Cómo saber cuál es el mejor lugar para colocar la estantería para los productos del baño?

El objetivo principal siempre será tener a mano la esponja, el jabón, el gel o el champú, así que escoge el mejor sitio en función de esto. 

Normalmente estas piezas de baño se colocan cerca de la grifería de ducha. 
Ahora bien, según cómo sea tu espacio de baño, tanto de tamaño como en cuanto a la distribución, habrá un mejor lugar para ubicar este elemento clave. 

Para ello, existen estantes de ducha rectangulares u ovalados o bien de forma triangular para su colocación en una esquina. 

Decántate por una estantería de esquina si tu mampara de ducha es angular. De esta manera, aprovechas el espacio mejor y ganas en movilidad.

Por otro lado, según el número de usuarios del baño, elígelo de mayor o menor tamaño. 

El precio de los estantes de ducha modernos

Estos básicos para la decoración del aseo los hay de diversas gamas y calidades. 

En nuestra tienda online los tenemos muy asequibles, aunque también de diseño. Así, encontrarás modelos por unos 20 euros u otros más buenos desde 40 euros. 

Normalmente, lo que determina un precio más elevado es la calidad de su material, un diseño singular y un acabado llamativo. 

Nuestra recomendación es apostar por lo funcional siempre y, según tu presupuesto total para la reforma del baño, si puedes escoge accesorios de baño de acero inoxidable, ya que no se deterioran nada con el paso del tiempo. 

En cuanto a diseños y acabados, si has reformado el baño aportando un estilo clásico, escoge estantes para dentro de la ducha y complementos de acabado cromo o plata. 

Los amantes del diseño más moderno y actual preferirán salirse de la norma y escoger complementos en blanco o negro mate. 

Si ya hay elementos en tu baño de estilo industrial o en negro, no lo dudes, los accesorios enfatizarán este diseño. 

En cuanto a líneas, los diseños rectilíneos se asocian siempre a lo contemporáneo, mientras que las curvas se vinculan con estilos clásicos o vintage, aunque depende de cada modelo. 

La instalación o el tipo de perforación no influye en el carácter estético, así que apuesta por lo práctico: o bien atornilla tus estantes de ducha o colócalos con un adhesivo de buena calidad (ahí no escatimes) que soporte bastante peso.