Envío gratuito en península · 14 días de devolución

Muebles de baño acabado en brillo

Muebles de baño acabado brillo a precios económicos. Muebles de baño brillantes en blanco, negro y demás colores. ¡De las medidas que necesites!

📦 Con Envío GRATIS y Garantía de devolución | ⭐ +1000 opiniones verificadas | 💰 Posibilidad de financiación | 💡 Asesoramiento ONLINE inmediato y GRATUITO

311 productos
15 de 311
15 de 311

Comprar muebles de baño acabado brillo


Elegir entre mate o brillo siempre será una cuestión de gustos. No obstante, en lo que se refiere a amueblar un aseo, usar muebles de baño de acabado brillo tiene una ventaja adicional: sus superficies replican la luz y hacen que el espacio parezca más amplio y luminoso. ¡Es una cuestión óptica!


La realidad de los acabados brillantes


En resumidas cuentas, ante la dicotomía de escoger entre muebles brillantes o mate, si el espacio a decorar es mini, lo más efectivo es decantarse por el blanco, tonos muy claros y acabados brillantes. ¡Así parecerá más grande!


No obstante, si te gustan las texturas mate en los muebles lacados a color, tienes muchas opciones aquí


Los muebles de baño en colores mate son tendencia, especialmente en tonos nude, terracota, azul o verde agua. 


La limpieza de los muebles de baño de acabado brillante


¿Es más fácil limpiar superficies brillantes o mate? En general, no depende del acabado, sino del material. 


Elige el acabado que más te guste para tu mueble de lavabo. Eso sí, procura elegir siempre un mueble de un material resistente y de calidad. ¡Es lo más importante!


La limpieza de los muebles dependerá del material y de las recomendaciones del fabricante. No uses nunca productos abrasivos, pues pueden mermar el acabado de tu mueble del baño. 


Hay lacados mate donde se aprecian las huellas de los dedos o las marcas que aparecen con el uso, producto de golpes o arañazos. Aunque esto también puede darse en algunos tableros de acabado brillante. 


La mejor precaución que puedes tomar es limpiar las superficies de tus muebles al menos una vez a la semana con un paño suave ligeramente humedecido en agua y jabón neutro. ¡Nada más!