div.general-text a {color: #00a1a3!important;}
34 910 882 036

Lunes a viernes: L-V: De 9h a 13h y 15h a 19h

Cómo colocar un mueble de baño suspendido en 7 pasos

cómo colocar un mueble de baño suspendido

Cómo instalar un mueble de baño flotante

Dentro de la enorme variedad de muebles de baño que existen, hay unos que resultan especialmente llamativos por su sencillez, comodidad y función estética. Si alguna vez te has preguntado cómo instalar un lavamanos con mueble suspendido, quédate en este artículo que te vamos a contar todo lo que necesitas saber.

Entre las particularidades que convierten a un mueble suspendido en una fantástica opción, están la sensación de amplitud y ligereza que se puede conseguir con él, la capacidad extra de almacenaje, etc. ¿Quieres renovar tu baño y colocar lavabo sobre mueble? Continua leyendo para encontrar los mejores modelos.

Si te sientes con las ganas y las capacidades para instalar mueble lavabo suspendido sin hacer uso de un profesional, sigue todos los pasos que te contamos para que te quede de la mejor manera. Verás que con unos pequeños apuntes de fontanería lograrás montar por ti mismo/a el mueble que tanto te gusta ahorrándote una considerable cantidad de dinero.

¿Qué necesito para colocar mueble de baño suspendido?

instalar mueble de baño suspendido

Antes de proceder con las instrucciones precisas de cómo instalar un lavamanos con mueble suspendido, vamos a ofrecerte una lista de herramientas y materiales que necesitarás para llevar a cabo esta pequeña tarea. Una vez que tengas todo lo necesario listo, nos podemos poner manos a la obra:

  • Metro
  • Nivel con burbuja
  • Lápiz marcador
  • Martillo
  • Taladro y brocas
  • Destornillador
  • Tacos
  • Tornillos
  • Guantes
  • Silicona y pistola de aplicación
  • Llave inglesa

Hay ciertas cosas a las que prestar una especial atención (si ya has hecho antes un trabajo del estilo, sabrás cuáles son).

En primer lugar debemos hacernos de una broca que sea especial para porcelánico, ya que los azulejos son un material muy delicado y existen, por si no lo sabías, brocas específicas para un sinfín de materiales distintos con características distintas. También es un punto a favor no tener una única broca y contar con varias medidas (lo más normal es que vengan varias en el set).

En segundo lugar es necesario un destornillador (manual o de taladro) del tamaño y la forma de los tornillos que vayas a necesitar. Revísalo bien porque cada mueble presenta distintos tamaños de tornillos. Con la llave inglesa hay menos problemas porque se puede ajustar sobre la marcha.

En cuanto al adhesivo necesario en las instrucciones de “cómo colocar un mueble de baño suspendido” principalmente están la silicona blanca y la transparente. El mueble que hayas elegido, el color de los azulejos o directamente el color de la pared serán las informaciones que necesites valorar para decantarte por un color u otro.

instalar mueble de baño suspendido

¿Cómo colocar un mueble de baño suspendido?: sigue estos 7 pasos

Ahora que tienes todos los materiales y herramientas que necesitas a mano y has elegido el modelo ideal para tu aseo, es hora de que te contemos cómo instalar un mueble de baño suspendido, ¡manos a la obra!

1. Corta el paso del agua

Lo primero, muy importante y muy obvio, es cortar la llave general de paso de agua, puesto que no querrás tener una fuente en tu cuarto de baño cuando te pongas a instalar el mueble.

Del mismo modo que cortas la electricidad cuando trabajas con lámparas o demás electrodomésticos de la casa, corta la llave general de paso de agua y evita cualquier imprevisto.

2. Medir dónde va el mueble

Una vez que desembales tu pedido tienes que revisar las instrucciones de montaje del fabricante antes de ponerte a hacer algo, pues cada uno trabaja con sus propias piezas y medidas y, aunque no sean muy extrañas, te aparecerán especificaciones que te vendrán genial.

Empezando por esto, lo primero que te pueden indicar es la altura recomendada para saber cómo colocar un mueble de baño suspendido, en concreto, la del modelo que has comprado. Esto siempre lo puedes variar en función de tu altura, por ejemplo, y cómo te resulte más cómodo su uso; pero ten en cuenta que luego los elementos de fontanería deben encajar a la perfección.

Comprueba las medidas recomendadas en la pared. Un truco para hacerlo, si no te sientes muy seguro, es colocar el mueble contra esta, apoyado en algún elemento sólido que tengas por casa y que corresponda con esa altura. Lo importante es comprobar con el nivel de burbuja que va a quedar completamente recto.

Después, marca en la pared dónde tienes que taladrar los agujeros para fijar los anclajes del mueble. Si has marcado esto con el mueble, retíralo una vez hechas las señales y si no lo colocaste, ¡vamos a taladrar!

3. Colocar las pletinas de anclaje

En las mencionadas instrucciones del fabricante tiene que venirte la medida de la broca a utilizar para que los anclajes queden perfectamente ajustados a la pared. Si no la tienes, no lo hagas, ¿por qué?

Estos anclajes son fundamentales para que el mueble quede perfectamente sujeto y posteriormente no se venza, así que, si haces el taladro con una broca mayor, los tornillos no quedarán bien anclados y se desprenderán de la pared una vez que pongas el mueble o le metas peso.

Por el contrario, si haces los taladros con una broca muy pequeña, serás casi incapaz de meter los tacos y luego los tornillos, lo que puede ocasionar que quede mal ajustado a la pared y, de nuevo, el mueble tenga posibilidades de caer al suelo.

Cuando tengas la broca del tamaño y material adecuado, entonces sí, haz los taladros. Introduce los tacos en los agujeros de la pared hasta que todo quede liso, pon las pletinas sobre ellos y atornilla. Es muy recomendable que los ajustes muy bien, recuerda que tu mueble tiene que quedar muy seguro.

colocar un mueble de baño flotante

4. Encajar el mueble

Como comentábamos antes, es importante que leas las instrucciones para saber cómo colocar un mueble de baño suspendido y, en este momento, también te darás cuenta, pues cada modelo puede tener unos herrajes diferentes para ajustar con las pletinas.

Tan solo tendrás que ver cómo se encaja ese tipo de herraje a la pletina y de nuevo dejarlo bien sujeto con esta para que el mueble no caiga y quede totalmente pegado a la pared. Vuelve a colocar el nivel una vez que tengas fijado el mueble por si tienes que tocar cualquier tornillo de compensación.

Una vez que compruebas que está todo bien anclado, aprieta cada tornillo. Si tienes un destornillador eléctrico, mejor que mejor, pero si no, saca fuerza y haz fuerza en cada uno de ellos.

Seguramente el mueble de baño tenga algún embellecedor para esta parte, así que no te olvides de ponerlo para que, además de estar bien sujeto, quede bonito.

5. Colocar el grifo y el lavabo en función de su estilo

Para saber cómo colocar un mueble de baño suspendido también es importante que sepas cómo colocar el grifo, pues es parte importante de este mueble, ¿no crees? Es muy fácil, tan solo tienes que meter los vástagos o latiguillos por el correspondiente agujero del lavabo y engancharlos al grifo, apretando de manera adecuada con una llave inglesa.

Normalmente, el de la derecha se corresponde con agua fría y el de la izquierda con el agua cliente, no obstante, comprueba tu grifería y su modalidad. Coloca las gomas o juntas de estanqueidad, así evitarás cualquier tipo de fuga. Antes de encajar el lavabo ancla también la válvula del desagüe.

Después, dependiendo del modelo, tendrás que colocar el lavabo sobre el mueble y fijarlo con silicona adecuada para ello. En lugar de aplicar una línea por todo el borde del mueble, en este caso, aplica por puntos. De este modo, al poner el lavabo sobre el marco, estos se distribuirán. Si es necesario, retira los sobrantes rápido para que no queden marcas.

6. Conectar el resto de la fontanería

Ahora tendrás que colocar el sifón y comprobar bien todos los enganches. Apriétalos con su llave adecuada, no te olvides de ninguno porque ahora viene la prueba de fuego de cómo colocar un mueble de baño suspendido, ¡volver a abrir la llave de paso!

Así podrás comprobar si vas a tener alguna fuga.

Ahora que tienes todas las herramientas a mano, así que abre el paso del agua y vigila que no tengas ningún escape, ¡no tendrás que ver ni una gota!

7. Aplicar silicona al borde del lavabo

Si la prueba anterior ha salido bien, ya puedes acabar de fijar el lavabo. Esta vez, aplicando una línea de silicona entre el lavabo y la pared o paredes en las que haga contacto. Aplica una línea por ese reborde.

Posteriormente, con un guante de goma puesto y el dedo índice humedecido en agua jabonada pasa el dedo por la línea de silicona para que entre bien en las juntas y, además, quede distribuida de manera homogénea.

Una vez instalado el mueble de baño suspendido, habrás aprendido a colocar lavabo sobre mueble, dándote cuenta que es un trabajo muy fácil y rápido con el que vestirás tu cuarto de baño, ahorrándote un dinero extra y obteniendo un resultado de primera.

¡Ya sabes cómo colocar un mueble de baño suspendido! Ahora solo tienes que admirar tu obra y presumir de ella, ¿qué te ha parecido? ¿Sencillo? Pues con los muebles de baño modernos en todomueblesdebano.com te resultará mucho más fácil pues los mandamos ensamblados, podrás olvidarte de tener que montar pieza por pieza y puerta por puerta tu mueble y, además, ¡son preciosos y económicos!

Comentarios