34 910 882 036

Lunes a viernes: L-V: De 9h a 13h y 15h a 19h

Cómo purgar un radiador toallero

Cómo purgar un radiador toallero

Los mejores trucos para purgar un radiador toallero de forma correcta

¿Te ha pasado alguna vez que notas cómo baja la temperatura de tus radiadores? Cada año la calefacción y por tanto los radiadores se usan durante una temporada y luego pasa a estar desconectados otros meses. Durante ese tiempo es normal que se produzcan pequeñas burbujas de aire dentro de las tuberías que hagan que no alcance la temperatura óptima cuando los volvamos a necesitar en invierno.

Para solucionar este problema se puede purgar el radiador toallero, ¿quieres saber cómo se hace? Quédate hasta el final del post.

Cómo purgar un radiador toallero

Pasos para purgar un radiador toallero

Cada fabricante realiza su diseño de radiador, pero todos tienen en común el funcionamiento. De un modo u otro debe de haber un circuito de tuberías, con entrada y salida, para que pase el agua caliente. También se puede incluir un mando para controlar el caudal del agua caliente.

Por último, el elemento que todo radiador debe incorporar es una llave de purgado que puede ser de distintas formas. Las más usuales se pueden girar con los propios dedos, luego existen otros tipos que requieren el uso herramientas como un destornillador plano.

Los pasos a seguir serían los siguientes:

1.Despeja el área de trabajo. Cuando se purga un radiador, normalmente sale un poco de aire y seguidamente le acompaña el agua del interior que puede salir con más o menos fuerza. Si no quieres que salpique a muebles o electrodomésticos cercanos, puedes retirarlos o cubrirlos.

2.Para asegurarnos de que el radiador toallero está purgado, te recomendamos usar un pequeño cubo o balde para asegurarte de que no quedan burbujas de aire en el interior. Cuando el flujo de agua sea constante, habrás eliminado las burbujas de ese radiador.

3.Por último, una vez que hayamos acabado con las válvulas de purgación de los radiadores, quizá haya perdido presión el agua circulante. Solo tendrás que usar la parte de la caldera adecuada para dar más presión al circuito de agua (normalmente es una manivela tipo grifo.

Si sigues estos pasos, notarás cómo los radiadores toalleros vuelven a recuperar la temperatura que una vez tuvieron. Ponte en contacto con nosotros si tienes dudas, será un placer atenderte.

Comentarios