Envío gratuito en península · 14 días de devolución

Lavabos suspendidos pequeños

.

📦 Con Envío GRATIS y Garantía de devolución | ⭐ +1000 opiniones verificadas | 💰 Posibilidad de financiación | 💡 Asesoramiento ONLINE inmediato y GRATUITO

35 productos
15 de 35
15 de 35

Lavabos suspendidos pequeños

Los lavabos suspendidos pequeños obran milagros en los baños pequeños. Estos lavabos van anclados directamente sobre la pared, por lo tanto las tuberías quedan al descubierto.

Su principal ventaja es que dejan todo el espacio de debajo despejado, creando sensación de amplitud visual, algo muy apreciado en aseos de tamaño reducido.

Son también apreciados por su facilidad de limpieza, ya que su colocación permite limpiarlos fácilmente por todas sus superficies.

¿Cómo son los lavabos suspendidos pequeños?

Existen lavabos suspendidos pequeños fabricados en diversos materiales y acabados. La elección más acertada dependerá del gusto del cliente, claro, pero también del presupuesto, puesto que no todos los materiales tienen el mismo precio.

Los más populares son los fabricados en cerámica o porcelana, dada su alta resistencia a la humedad y el desgaste. Además, su acabado brillante evoca higiene máxima y también luminosidad y espaciosidad. Es posible encontrar un lavabo suspendido cerámico por menos de 100 euros.

Los más caros suelen ser los lavabos de piedra natural o algunos acrílicos. La piedra, cuanto más natural, es un material exclusivo de gran resistencia pero con algún inconveniente de mantenimiento si su superficie es muy porosa.

También hay lavabos suspendidos pequeños de materiales nuevos como el solid surface o la resina con cargas minerales. Son productos fáciles de limpiar, de aspecto inalterable y que suportan genial las condiciones cambiantes de humedad y temperatura de los cuartos de baño.

Se pueden adquirir lavabos suspendidos de diferentes acabados, más o menos ornamentados y de colores diferentes. 

Sacar partido a los lavabos suspendidos pequeños

Si la prioridad es colocar este tipo de lavabos para ahorrar centímetros, existen claves para sacarles mayores ventajas:


·        Opta por el blanco. Aunque otros colores puedan resultar atractivos, el blanco ayuda a ampliar y despejar visualmente los espacios.

·        Elígelos de una poza. Existen lavabos suspendidos pequeños de dos pozas, pero pueden resultar muy cargantes en espacios mini.

·        Decántate por materiales resistentes. Para que tu inversión sea duradera, fíjate en materiales que aguanten bien el ajetreo de un aseo.